En La Ruleta ya hemos servido 723.458 Gin Tonics.



       La Ruleta nació nada menos que en los lejanos años treinta, en la señorial calle Velazquez, el corazón del Barrio de Salamanca. Un local que ha ido modelando su personalidad marcado por su ubicación anexa al Gran Hotel Velázquez, con sus cuatro imponentes estrellas.



        A principios de la década de los años ochenta –en 1983, en plena movida madrileña- emblemáticos personajes de la música, la cultura y el cine descubrieron el recoleto pub La Ruleta como lugar de copas y reunión. El bar que, tras haber pasado por muchas vicisitudes, había tomado José María de Basilio bajo su protección y gerencia. José María decidió apostar por una forma propia de entender el lugar y el público, ofreciendo a su público un Gin Tonic aromatizado con hierbabuena y servido con Tónica Schweppes: una copa que se ha convertido en la enseña emblemática de la casa. Y convenció.



        Imperecedero y constante, sin hacer caso a las modas, siempre pasajeras, el Gin Tonic de La Ruleta se ha convertido en leyenda en Madrid y ha sido -y sigue siendo- degustado con verdadero entusiasmo por los muchos amigos que hemos ido haciendo con el pasar del tiempo. La fórmula de nuestro Gin Tonic, es secreta –faltaría más-, aunque podemos confesar que como bien saben nuestros habituales, usamos hierbabuena fresca de hoja ancha a la que rompemos el tallo para dejar que impregne la copa con sus intensos aromas; que el limón es de la más alta calidad; y que el agua tónica que usamos tradicionalmente es de la Schweppes, con el aval que significa saber que la elaboran desde 1783.



        El segundo acierto pionero –y casi revolucionario en su momento- de José María de Basilio en La Ruleta fue la elección del maridaje para acompañar: los mejores ibéricos y quesos para picar algo e incluso cenar. «Gin Tonic con Ibéricos»: un concepto que por novedoso se fue implantando poco a poco, mediante el boca a boca, y que finalmente se consolidó de tal modo que dio origen a todo un movimiento, una especie de «Movida del Gin Tonic» que ha servido para inspirar a otros muchos, con mayor o menor éxito.



        Hoy, en el año 2011, el clásico La Ruleta de la calle Velázquez sigue siendo un local que respira la personalidad que le otorgó el trabajo, ideas y dedicación de José María, visitado por grupos de amigos, gentes que trabajan por la zona centro y vecinos, amantes del Gin Tonic y fieles clientes para los que es un referente inexcusable. Sigue siendo lo mismo, pero además hemos crecido, abriendo otro local hermano en las inmediaciones del Parque del Retiro, concretamente en la plaza Doctor Laguna. Este bar es algo más grande y ofrece nuevas posibilidades tales como reuniones y eventos, si bien nuestro Gin Tonic y nuestros ibéricos, forman parte indisoluble de la ya mítica La Ruleta. Y seguimos imparables, habiendo inaugurado recientemente un servicio exclusivo llamado Gin Tonic Catering para empresas y particulares. Trabajo, entusiasmo y atención al producto y al cliente son el verdadero secreto para haber podido servir ya 723.458 Gin Tonics. Perdón… 723.459, 723.460, 723.461, 723.462, 723.463, 723.646…

La Ruleta

Un Gin Tonic original desde 1983